2.21.2012

OL.CAN





Estas son las dos primera páginas de OL.CAN, el cómic de 4 páginas que hice para el especial "Humor negro" de la revista Cthulhu, editada por Diábolo Ediciones adaptando el relato de Ambrose Bierce "Aceite de perro". Lo más complicado fue adaptar el humor de Bierce, muy basado en los juegos de palabras y las descripciones, a un lenguaje visual, para lo cual tuve que traducir al lenguaje del cómic las palabras de Bierce.

El resultado no es pues, una mezcla del relato de Bierce con dibujos míos, sino que se trata de una obra distinta a la original, con sus propios recursos y narrativa, que creo que es lo interesante cuando se adapta una obra a otro medio, aportando una narrativa distinta para una misma historia.

Espero que finalmente se conservara la esencia del relato original, que es tremendo.

--

These are the first two pages of my 4 pages story "OL. CAN", which I did for the horror magazine Cthulhu, published by Diábolo Ediciones here in Spain. It´s an adaptation from the short story "Oil of Dog" by Ambrose Bierce. The most difficult part was turning Bierce´s sense of humor, mainly based on puns and descriptions, into a visual language, for what I had to translate Bierce´s words into the comic language.

As a result, it isn´t a mixing of Bierce´s story with my drawings then, since it generates a new work with its own resources and narrative, which I think is where the interest lies when adapting a story to another media, contributing a new different narrative to the same story.

I wish that finally the essence of the original work remained, because it´s a great story.

5 comentarios:

Margaret minijuegos dijo...

Great history to read here the business af comics is not like there but i love read and collect

Jose Domingo dijo...

Thanks Margaret, videogames is a great and creative work, too!

Daniel Santana dijo...

my blog of comics http://daniel20santana.blogspot.com.br/

JavierOlivares dijo...

Muy chulas las páginas! Bierce me encanta, además.

Jose Domingo dijo...

Gracias Javier! No había leído nada de Bierce hasta que me puse con este tebeo, pero me encantó, tiene un humor negro fascinante.